Los centros venden directamente los libros a las familias que lo deseen.

 

De esta manera, a la vez de poder ofertar buenos precios, podréis contribuir al mantenimiento del centro pues los ingresos obtenidos irán directamente a mejorar las instalaciones, materiales y equipos al servicio de vuestros hijos/as.